DELEGACIÓN EN MÉXICO

EL ÚNICO CAMINO ES AVANZAR

Diariamente nos enfrentamos a los retos que conlleva ser mujer, a la brecha de desigualdad a la que nos hemos tenido que sobreponer y a la que nos enfrentamos en todos los niveles. Si bien hemos logrado como mujeres poner el tema de la equidad y derechos de la mujer en la agenda internacional, el trabajo por hacer a favor de las mujeres exige también coproducir con los gobiernos mejores escenarios.

 

“Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)  no habrá posibilidad de que la pobreza pase a la historia si no se mejora significativa y rápidamente la vida de las mujeres y las niñas en todos los países”. En virtud de lo anterior es de vital importancia reconocer dos objetivos distintos y que se entrelazan a la vez, trabajar a favor de la equidad de género y el empoderamiento integral de la mujer.

Mujeres Empresarias del Mundo nos brinda la posibilidad de compartir un espacio con colegas de distintos países quienes trabajaremos en formar coordinada para exponenciar nuestra voz y hacer escuchar nuestras inquietudes y derechos en los escenarios internacionales.

 

Es nuestra responsabilidad ocuparse por tener las mismas circunstancias para la generación de empresas, empleos bien remunerados, así como las mismas oportunidades de llegar a los cargos directivos y de gobierno. El empoderamiento económico de las mujeres debe ser considerado como un aspecto fundamental en el combate a la pobreza, que deberá reducir desigualdades, mejorar la economía familiar, los aspectos de seguridad y salud.

 

Según el Banco Mundial en la actualidad, cuatro de cada diez trabajadores en el mundo son mujeres, pero las mujeres ganan en promedio únicamente el 20% del salario de un hombre en países tan diferentes como Costa de Marfil, Eslovaquia, Jordania o Letonia, y solo el 60% en Alemania.

 

Como empresarias trabajaremos en fomentar la iniciativa empresarial de las mujeres, fomentar el crecimiento de sus organizaciones que por circunstancia suelen quedarse en pequeños emprendimientos y tienen como característica un bajo crecimiento. Por lo tanto nuestro compromiso debe estar en poder ofrecer un abanico de servicios crediticios, educativos y empresariales para crecer más allá de las microempresas.

 

No es el tiempo de seguir haciendo esfuerzos aislados, el objetivo de mujeres empresarias del mundo deberá ser el coordinar el esfuerzo y multiplicar oportunidades a favor de todas, nuestra voz es nuestro poder.

 

Bienvenida.

 

Lucy Ponce Ávila

 

Presidenta de Mujeres Empresarias del Mundo delegación en México

Artículos de la delegación
Otros Artículos

Sponsors

Ir a la barra de herramientas